El uso de Filtros en la fotografía de paisaje

Muchas veces la fotografía de paisaje conlleva un alto grado de improvisación ya que en muchos momentos deberemos adaptarnos a condiciones súbitas e incontrolables, como meteorológicas, del estado del mar, de exceso de iluminación, etc. Son en estas condiciones cuando la utilización de filtros fotográficos nos permite resolver situaciones o conseguir determinados efectos que serían imposibles de obtener de otra manera.
Así pues, en la fotografía de paisaje, es aconsejable disponer de algunos filtros con los que afrontar y resolver estos retos.
Tipos de filtros
Los filtros que fundamentalmente se utilizan en la fotografía digital actual se pueden dividir en tres apartados en función de: a) tipo de material; b) tipo de soporte y c) tipo de efecto.
a) Dependiendo del material que estén construidos los filtros tendremos, de mayor a menor calidad:
Filtros de Cristal: más calidad (B+W, Tiffen, Formatt-Hitech, Lee, Haida)
Filtros de Resina: calidad (Lee, Singh Ray, Hitech, Haida)
Filtros de Poliéster: (Cokin)


b) Según el tipo de soporte disponemos de dos posibilidades: filtros de rosca y filtros de densidad neutra, cuadrados o rectangulares, con portafiltro.

Filtro circular de DN

Filtros de rosca: suelen ser filtros de cristal, que se enroscan directamente en el objetivo. No es necesario tener un juego de filtros para cada lente; si se adquieren los filtros para nuestra focal de mayor diámetro, podremos utilizar anillos adaptadores para el resto de lentes.
Filtros rectangulares con portafiltro: son filtros cuadrados o rectangulares que se introducen en un portafiltros que, a su vez, va enroscado en el objetivo.
Cokin ofrece cuatro tamaños diferentes:

Portafiltros Cokin serie A, Z-pro y X-pro

La serie A es la inicial de la marca, con tan solo 67mm está adecuado para objetivos cuyo diámetro no supere los 62mm y focales de 35mm en adelante.
La serie P tiene 84mm y está recomendado para objetivos de diámetro inferior a 82mm, focales de 28mm en adelante (formato 35mm).
La serie Z-Pro mide 100mm y se recomienda para objetivos gran angulares y cámaras de medio formato. Especialmente adecuados para usar en FX con angulares a partir de 20mm.
La serie X-Pro es la más grande de COKIN, mide 130mm de ancho, y se recomienda para usar en cámara de gran formato, o en cámaras de 35mm con angulares de 15mm en adelante.

Formatt-Hitech

Formatt-Hitech ofrece dos tamaños:
Estándar de 100 mm (100 x 100) en degradados de 100 x 125, 100 x 150 mm.
Estándar de 85 mm ( 84 x 84 mm) en degradados de 84 x 110
Lee ofrece tres tamaños:
Seven5 System (75 x 90 mm)
100 mm (100 x 150 mm)
SW 150 mm (150 x 175 mm)
Lucroit
Estándar de 100 mm
Angular de 165 mm

Portafiltros Lee a la izquierda y Lucroit a la derecha

c) En función del tipo de efecto que producen, sin entrar en algunos filtros especiales como los filtros de infrarrojo (IR), disponemos de:
Filtros de protección (Ultravioleta (UV), skylight, etc.)
Filtros polarizadores
Filtros de densidad neutra
Los filtros de protección se utilizan para proteger el objetivo de posibles golpes, arañazos, etc… Yo no los uso ni los recomiendo, para evitar golpes accidentales mejor llevar puesto el parasol.
Los Filtros polarizadores tienen un uso muy extendido. Sus efectos son:
Aumentar el contraste
Reducir los reflejos no metálicos
Saturar los colores

Con el filtro polarizador

La máxima polarización es a 90º de la posición del sol y es ideal en nubes sobre cielo azul. Su efecto sobre el cielo se puede imitar en el postprocesado, pero no así el efecto de reducir los reflejos.
Hay que utilizarlos con precaución con los grandes angulares dado que pueden producir un viñeteado no deseado. También debemos ir con cuidado al realizar panorámicas, los cielos pueden aparecer con diferente saturación del azul.
Estos filtros absorben entre 1,5 y 2 diafragmas lo que se traduce en una prolongación de la exposición.
Hay polarizadores circulares y lineales y entre sus variedades podemos ver el polarizador cálido y el Gold’n blue.

Con filtro de DN

Los Filtros de densidad neutra (ND) se caracterizan por reducir la entrada de luz en el sensor, lo cual permite disponer de una variable más (junto al ISO, apertura de diafragma y velocidad de obturación) para controlar cuanta luz entra en el sensor.
Dependiendo de la zona a la que afectan podemos diferenciar dos tipos de filtros de densidad neutra o ND: totales o degradados (éstos a su vez pueden ser normales o inversos)
Hablamos de Filtros de densidad neutra total (ND) cuando afectan a toda el área de la imagen y de filtros degradados de densidad neutra cuando afectan únicamente a una parte de la imagen.
El filtro de densidad neutra (ND) es un filtro homogéneo que quitará la misma cantidad de luz en todos los lugares de la imagen. Suelen ser cuadrados y vienen con una esponjita alrededor del filtro para sellarlo y que no se filtre la luz, evitando así las luces parásitas. Algunos de ellos, como luego veremos, generan algunas dominantes de color.
En cuanto a sus efectos se utilizan para:
Oscurecer la escena sin afectar al color.
Actuar sobre elementos en movimiento, para conseguir esa toma con cielos “movidos”, aguas “sedosas”, mares en calma, etc.
Para quitar personas de la escena.
En cuanto a la cantidad de luz que reducen, a día de hoy en el mercado podemos encontrar desde 3 a 16 pasos.
Además de los filtros cuadrados, estos filtros también existen en formato circular, tanto con una densidad fija como de densidad variable, como el Vari-ND de Singh Ray, que pueden reducir la luz de 2 a 8 diafragmas simplemente girando el anillo exterior. El Syrp Super Dark Variable ND Filter es capaz de disminuir la cantidad de luz que entra a través del objetivo entre 5 y 10 pasos.
Los Degradados son filtros de densidad neutra, que, a diferencia de los anteriores, están divididos en dos partes, una oscura y otra transparente, que se unen de forma gradual, y que nos va a permitir compensar los contrastes entre luces y sombras, igualándolas, de forma que la exposición quede equilibrada.
Dentro de los degradados encontramos dos tipos:
El Degradado normal, en la que la zona oscura está arriba y comienza a perder “opacidad” hasta ser transparente en la parte inferior. Aquí podemos encontrar diferentes transiciones entre la zona oscura y la clara, así hablamos de suave (reduce la luz 1 diafragma en la parte oscura), normal (reduce 2 diafragmas) o dura (3 diafragmas).
El Degradado inverso se caracteriza en que la parte más oscura se encuentra en el centro del filtro aclarándose progresivamente (degradado) hacia la parte superior (la mitad inferior es translúcida). Es recomendable para horizontes rectos como, por ejemplo, el mar. Encajando esa zona oscura en el horizonte, se compensa la fuerte luminosidad del sol y se obtienen exposiciones correctas en las que todos elementos tienen detalle. También pueden ser suaves, normales o duros.
Filtros más utilizados en fotografía de paisaje
Aunque existen muchísimos filtros en el mercado, nos vamos a centrar en aquellos que resultan más interesantes para la fotografía de paisaje.
El filtro polarizador
Como se ha dicho, aumenta el contraste, reduce los reflejos no metálicos y satura los colores. Se enrosca en el objetivo y después mirando a través del visor hay que ir girándolo para ver la posición en que mejor polariza para nuestro gusto.
Debemos tener en cuenta que debido al grosor de su montura, cuando se utiliza con grandes angulares, tienen tendencia a viñetear. La firma B+W comercializa un tipo con montura más delgada denominado Slim, pero que no permite enroscar la tapa del objetivo ni filtros sobre él.
También, como se ha mencionado, cuando se utiliza con grandes angulares o para hacer panorámicas puede provocar desigualdades de saturación en el color del cielo, oscureciendo una parte y dejando más clara la otra.
En el mercado existen diferentes firmas que los fabrican: B+W, Hoya, Kenko, Heliopan, etc. A destacar por su calidad los B+W y dentro de estos la variante Käsemann, aunque más caro, eso sí. Los de la marca Hoya también ofrecen una buena relación calidad precio.

Filtro degradado normal

El filtro degradado neutro
Su uso es fundamental en la fotografía de paisaje dado que nos permite compensar los contrastes entre luces y sombras, igualándolas, de forma que la exposición quede equilibrada.
La transición entre la zona oscura y la clara parte oscura suele ser de uno, dos o tres pasos. Lo ideal es disponer uno de cada para las diferentes situaciones pero, si debemos elegir uno de ellos, yo recomiendo uno de tres pasos. En cuanto a marcas, tanto los Lee como los Haida o Formatt-Hitech ofrecen mucha calidad, sobre todo si son de cristal.
Filtro de densidad neutra

Filtro de Densidad Neutra

Muy importante también en la fotografía de paisaje es este filtro de tono gris neutro que oscurece la escena sin afectar el color, lo que permite aumentar los tiempos de exposición.
Se utiliza para lograr determinados efectos sobre elementos en movimiento como, por ejemplo, en imágenes con agua en condiciones de excesiva luz. Pero no sólo lo podremos utilizar con el agua: nieblas, nubes, plantas agitadas por el viento… podemos proporcionar una sensación de dinamismo a cualquier elemento que se mueva en nuestra imagen.
Los filtros de densidad neutra cuadrados pueden reducir la luz que llega al sensor entre 3 y 16 pasos. La mayoría de marcas disponen de filtros de 3, 6 y 10 diafragmas. De nuevo marcas como Lee, Haida o Formatt-Hitech son muy buenas opciones. Sin embargo los filtros Lee produce una dominante de color aunque se puede solucionar fácilmente en la postproducción. Formatt-Hitech también dispone de un filtro de 16 pasos.
Es interesante disponer de filtros de 6 y de 10 pasos, de manera que, en muchos casos, cuando la iluminación es muy fuerte, podremos combinarlos y disponer de una reducción de luz de hasta 16 pasos, lo que hace que, jugando con el diafragma, podamos disponer de tiempos de exposición de 5, 6 o más minutos que, en muchos casos, nos permiten el sacar el agua y las nubes con aspecto sedoso. También puede suceder que el filtro de 10 pasos nos quite demasiada luz por lo que vale la pena de disponer de uno de 6 pasos.
Si sólo deseamos tener un sólo filtro mi recomendación es que sea de 10 pasos. Formatt Hitech tiene, además del cuadrado, un Firecrest ND 4.8 circular de 16 pasos que nos puede ser útil. Pero, sobre todo a los que empiezan, no les recomiendo un filtro circular de 10 o más pasos dado que, cuando estás trabajando con ellos puestos en el objetivo, no se ve nada por el visor y es tremendamente incomodo tener que estar enroscando, desenroscando, el filtro cada vez que se quiere modificar algo (reencuadrar, volver a medir, enfocar, etc…). Con el cuadrado simplemente es sacar o poner el portafiltros, todo muy fácil.
Si nos decantamos por un filtro de densidad variable pues el Vari-ND de Singh Ray o el Super Dark Variable ND Filter, van bien.

Filtro degradado inverso

En resumen:
Filtros esenciales para la fotografía de paisaje:
Filtro polarizador, aquí recomiendo de la marca B+W y Hoya
Filtro de densidad neutra. Recomiendo Haida de 10 pasos, el famosos Big Stopper de Lee (ojo tiene dominantes) o el Firecrest Formatt-Hitech.
Filtro degradado inverso, para mí el Haida de 3 pasos es ideal, pero los de las otras dos marcas también son muy buenas elecciones.
Filtros interesantes
Otros filtros que pueden completar nuestra colección son:
Filtro Degradado inverso de 3 pasos. El mejor es el de Singh-ray, pero también podemos decantarnos por el de Haida o Formatt-Hitech, más baratos. También aquí hay diferentes densidades de 3, 2 y 1 paso.
Filtro de Densidad Neutra de 6 pasos: marcas como Lee, Haida o Formatt-Hitech son muy buenas opciones. Lee dispone de los standard y de los proglass (son de cristal y producen muchas menos dominantes, sobre todo al combinarlos entre sí). Mi consejo es el Haida de 6 pasos.
Otros filtros
Más filtros que pueden resultar interesantes son:
El enhancer, que resalta los colores cálidos sin alterar el resto. Muy utilizado en fotografías otoñales, aunque la tecnología digital lo ha relegado al ser bastante fácil conseguir el mismo efecto con unos sencillos ajustes del RAW.
Entre ellos tenemos el Red Enhancer (Intensifier) de Hoya o el Singh-Ray’s LB Color Intensifier, que además de los colores cálidos, resalta también los verdes.
El filtro softar suaviza la imagen, lo que permite reducir la nitidez y crear ambientes más delicados. Este efecto se puede conseguir en el postproceso.
Portafiltros
El Portafiltros de Lee de mucha calidad pero caro.
El de Lucroit, también está bien.
Una opción más barata es el Serk.
Otras opciones Cokin, Nisi, Hitech.
Transporte de filtros
Casi todas las marcas de filtros llevan unas cajitas de protección, pero puede llegar un momento que sea aconsejable disponer de un estuche donde llevar todos los filtros juntos.
Hay muchas ofertas en el mercado, pero lo que tenemos que tener en cuenta es que es mejor almacenar por separado los filtros redondos y los rectangulares, para evitar que se dañen entre sí.
Casi todas las marcas citadas en el artículo disponen de estuches. De todas destaco el de 3 o 10 filtros de Lee, el de Benro, el de Haida o el Filter Hive de MindShift.
Conclusiones
Cada fotógrafo es diferente: sus preferencias a la hora de la elección de filtros es subjetiva. No existen verdades absolutas: no hay fórmulas únicas ni mágicas.
A modo de sugerencias son filtros necesarios para paisaje:
Un polarizador
Un degradado neutro de 3 diafragmas
Un filtro de densidad neutra de 10 diafragmas
Además es útil disponer de:
Un filtro degradado neutro inverso de 3 diafragmas
Un filtro de densidad neutra de 6 diafragmas.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *