Cómo poner todo a foco en la fotografía de paisaje.

Cómo poner todo a foco en la fotografía de paisaje.

Por José Sáez | Mayo 2020 |Distancia Hiperfocal

Normalmente cuando se realiza una fotografía de paisaje queremos que todo salga a foco. Si todo en la fotografía está lejos, el enfoque no tiene ningún problema. Como todos los objetos de la imagen están esencialmente en el infinito en lo que respecta a la lente, la distancia de enfoque para todo es la misma. Así pues, podemos enfocar en cualquier sitio de la escena bien de forma manual o con enfoque automático. Ahora todo estará enfocado.

Pero claro, ¿a qué me refiero cuando digo lejos? Todo va a depender del objetivo que utilicemos. Seguro que ya sabemos que es más fácil enfocar con un gran angular que con un teleobjetivo. Cuanto más angular sea la lente mas corta es esa distancia a la que podemos enfocar y no preocuparnos por la profundidad de campo. Por ejemplo, para una lente de 24 mm esa distancia será de unos 90 cm. En cambio, si el objetivo es de 100 m, esa distancia de seguridad será de unos 70 m (estas distancias se aplican independientemente del tamaño del sensor o del factor de recorte).

Ahora bien, si lo que queremos es enfocar desde un punto cercano hasta el infinito deberemos utilizar la denominada distancia hiperfocal.

La distancia hiperfocal.

La distancia hiperfocal es la distancia a la que enfocamos que nos permite obtener nitidez desde esa distancia a infinito.

Por ejemplo, si la distancia hiperfocal es 6 m, si enfocamos el sujeto a esos 6m obtendremos la máxima profundidad de campo, la máxima nitidez, que va desde la mitad de esa distancia por delante, 3 m, hasta el infinito.

Para asegurarnos de que enfocamos a esa distancia de seguridad, siempre es mejor enfocar un poco más arriba, en este caso a 7 m, estaría bien.

Encontrar la Distancia hiperfocal

La siguiente cuestión es: ¿cómo puedo saber cual es esa distancia? Hay algunas formas de saberlo aproximadamente, pero lo mejor es acudir a alguna app de tablas que existen en la red. Por ejemplo, la herramienta PhotoPills, dispone de una de estas tablas en la que en columnas está el diafragma que vayamos a utilizar y en filas según la longitud focal del objetivo.

Como se observa en la tabla, para la cámara Sony a7 III, con una distancia focal de 17 mm y un diafragma de f/9.0 la distancia hiperfocal es de 1.1 m. Si enfocamos un sujeto a esa distancia saldrá todo nítido desde 0,55 m hasta el infinito. Para una distancia focal de 23 mm y un diafragma de f/9.0 la distancia hiperfocal es de 2 m. Si enfocamos un sujeto a esa distancia saldrá todo nítido desde 1 m hasta el infinito.

En PhotoPills, si nos vamos a la opción Profundidad de campo y configuramos la lente y el diafragma, haciendo clic en la Realidad aumentada (RA) apuntando al sujeto podemos ver donde esta esa distancia. Pero como he dicho, siempre es mejor enfocar un poco más allá.

Pero que ocurre si no disponemos de ninguna de estas tablas. En este caso una aproximación que podemos hacer es enfocar al doble de la distancia desde el objeto más cercano a la lente. Por ejemplo, si el objeto más cercano a la lente esta a 2 m, la distancia focal sería de 4 m. Pero esta es una manera aproximativa, siempre habrá que repasar la fotografía y ver si realmente se ha enfocado hasta el infinito.

Cuando no se aplica la distancia hiperfocal

Pero puede ocurrir que queramos enfocar un rango de distancias y no hasta infinito, en este caso la distancia hiperfocal no vale, habrá que utilizar otro método cómo el siguiente. Este también se puede utilizar para la distancia hiperfocal.

Para ello vamos a utilizar el enfoque Manual.

  1. Miramos por el visor y enfocamos el objeto que esté más cerca de la cámara.
  2. Luego mirando por el visor enfocamos el objeto más alejado de la cámara.
  3. Volvemos a enfocar, pero esta vez a la mitad entre esas distancias girando el anillo de enfoque.
  4. Verificamos si el primer plano y el fondo se ven igualmente desenfocados. Si el primer plano se ve más nítido que el fondo, hemos enfocado demasiado cerca. Si el fondo se ve más nítido que el primer plano, hemos enfocado demasiado. Si tanto el primer plano como el fondo se ven igualmente borrosos, entonces hemos enfocado a la distancia correcta.

Ahora bien, para que este método funcione el diafragma debe estar completamente abierto de lo contrario es difícil ver qué está enfocado y qué no. Esto no constituye ningún problema con las cámaras SRL, dado que el diafragma permanece abierto hasta que se presiona el obturador. Pero en algunas cámaras sin espejo, esto no es así y si hemos configurado por ejemplo un diafragma f/11 o f/16 será difícil ver con precisión donde hemos enfocado. Lo que podemos hacer es ver en el manual de la cámara si se pueden aplicar ajustes para que la cámara se comporte como una cámara réflex manteniendo el diafragma abierto hasta que se presione el obturador.

  1. Por último, debemos configurar el diafragma que queramos y disparar.

Esta técnica requiere práctica, así que, ahora puede ser un buen momento.

Espero que el artículo os haya sido útil.

Un saludo

— José Sáez

Esta entrada fue publicada en Tecnica Fotográfica y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *